Viajes

El viaje es el objetivo y la autocaravana es el medio. Es importante mantener claros estos conceptos. El vehículo está al servicio del objetivo, porque cuando el medio se convierte en el fin, se alteran las prioridades y la diversión se transforma en una carga.

El viaje comienza con la planificación. El conocimiento del destino, de los recursos que disponemos para pernoctar y para los servicios de vaciado y llenado de depósitos facilitan el viaje.

Por otra parte el viaje no acaba nunca porque permanece en el recuerdo. Una parte de ese recuerdo son las imágenes. Disponer de un escrito que facilite la evocación de los viajes enriquece los momentos pasados y al compartilos proporciona una doble satisfacción: contribuir a que otros compañeros puedan planificar sus viajes mantiendo vivo el recuerdo.

Además de una buena planificación que incluye el conocimiento necesario de los recursos que ofrece al autocaravanista la zona que se va a visitar, es necesario tener un espíritu abierto, una confianza en que hay compañeros que han pasado ya y que sus vivencias está escritas y difundidas en la Red de Redes.