Santander y la prohibición de estacionamiento a las AC.

A principios de verano de 2009 fui comisionado por la Federación Española de Asociaciones Autocaravanistas (FEAA), para asistir a una reunión convocada el ayuntamiento de Santender con el fin de acordar con las asociaciones de usuarios la supresión de la prohibición general para estacionar autocaravanas en su término municipal.

A fecha de hoy el ayuntamiento de Santander mantiene todas las prohibiciones y utiliza todos los medios a su alcance para sancionar cualquier infracción a esa OM.

Los argumentos de las asociaciones de usuarios sobre la ilegalidad de la citada OM y la resolución del Defensor del Pueblo que insta la Ayuntamiento de retirar la prohibición han caído en saco roto en el seno del ayuntamiento. Por lo menos hasta la fecha. Sigue leyendo

La Mesa GT53 sobre autocaravanas.

El 20 de junio de 2007 asistí a la segunda reunión de la Mesa GT53 sobre autocaravanas. Asistí en representación de la Agrupación de Profesionales y Usuarios de Autocaravanas (ASPA), invitada por el Observatorio de Seguridad Vial.

Posteriormente la ASPA fué materialmente expulsada de la Mesa GT53 con el pretexto de que solo había un puesto para los usuarios y éste ya estaba ocupado por la Plataforma Autónoma de Autocaravanas. Sigue leyendo

Las autocaravanas entre el Senado y el Parlamento.-

En mayo de 2006 el Senado aprobó una Moción presentada por al senadora socialista doña Ana M.Chacón Carretero, en la que instaba al gobierno a regular la actividad del autocaravanismo en España iniciada por tres autocaravanistas.

Paralelamente desde la FECC en el seño de la Agrupación de Profesionales y Usuarios de Autocaravanas (ASPA) se había iniciado la gestión para presentar una Proposición No de Ley, de la mano del Diputado don Manuel Huertas, ante la Subcomisión No Permanente de Seguridad Vial del Congreso con el mismo fin. Iniciativa que fue abortada para priorizar la iniciativa en el Senado. Sigue leyendo

La Plataforma Sectorial de Autocaravanas (ASPA / PSA)

Mi participación en la Plataforma Sectorial de Autocaravanas.-

En el relanzamiento de la PSA en 2004 se contrató a Don Pedro Granados con la ambiciosa tarea de hacer un estudio de la situación del autocaravanismo en España en relación al resto de la UE. No se llegó a culminar el trabajo por razones que desconozco y el señor Granados dejó de pertenecer el staff de la PSA.

En 2005 don Emili Freixa que ejercía como delegado de la Sección de autocaravanas de la UCC me propuso integrarme en la PSA como Delegado. Acepté y fui aceptado por la JD sin ninguna oposición. El cargo de Delegado, sin ningún tipo de compensación ni monetaria ni en especie, acarreaba la responsabilidad de proponer iniciativas a la JD y ejecutar los mandatos de la misma. Aunque asistía a las reuniones de la JD no disponía de voto. A cambio disponía de amplia libertad sobre la forma de ejecutar los mandatos y debía reportar a la JD a través del Secretario o Presidente.

La PSA cambió de nombre en 2006 al constituirse legalmente en el Registro por cierta similitud en la palabra Plataforma pasando a llamarse Agrupación Sectorial de Profesionales y Usuarios de Autocaravanas (ASPA).

Se ha achacado a la ASPA en el foro de ACpasión la posibilidad de que la presencia de asociaciones campistas (FECC y UCC) o asociaciones de profesionales del sector (ASEICAR y GREMCAR) utilizaran los medios de la ASPA para sus intereses profesionales o campistas. Puedo atestiguar que en ninguna de las reuniones que asistí ni ninguno de los encargos o iniciativas en las que participé ni en los balances de las cuentas que fui testigo se mezcló ningún otro motivo que tratar de avanzar en la mejora de las condiciones de uso de las autocaravanas.

Desde la ASPA, con el apoyo logístico que proporcionaba una sede y un personal administrativo pude intervenir en varias iniciativas, las más importantes fueron la propuesta que hicimos a la DGT en 2005 para que emitiera una circular sobre la legalidad del uso de las autocaravanas como vivienda y la iniciativa de una PnL con el diputado del Grupo Socialista don Manuel Huertas.

Dejé el cargo de Delegado en 2007 por iniciativa propia, presentando mi dimisión irrevocable al considerar que un extraño incidente que trataré de relatar podría afectar al funcionamiento de la propia ASPA y a pesar de que el Presidente me pidió reiteradamente que continuara en el puesto.

Un extraño incidente en el foro de ACpasion.-

El 28 de Agosto de 2007 un registrado en el foro de ACpasion con el mote de “leoalba” abre un hilo en el que informa haber recibido un mensaje privado mío en el que, entre otras cosas decía:

Lo que no pude imaginarme es, que tener un punto de vista diferente fuese motivo para acusarme de estar jugando a no se que?………ni mucho menos que se aproveche el envió de la carta privada para escupir toda una serie de juicios de intención y valor, con insultos graves…….. hacia las personas que más han hecho por el autocaravanismo español y que yo y mi familia les estaremos siempre agradecidos por su acertado trabajo, la Senadora Chacón y las personas que trabajan con ella.”

Efectivamente le escribí un MP porque si alguien tiene la posibilidad abierta en un foro es que no se opone a que se haga y el motivo de haberlo hecho fué evitar que una discusión sobre el tema de la Moción terminara en una disputa personal. En el MP le preguntaba sobre el objetivo de sus intervenciones que estaban subiendo de tono y añadía que la Senadora Chacón se había equivocado, en mi opinión, al escoger a sus asesores.

Ningún insulto y ningún reproche en el contexto de un mensaje privado que se supone que tiene un destinatario por un medio que es tremendamente fácil de manipular una vez que sale desde el PC original pero que queda copia en la base de datos del foro.

El caso es que ese escrito aparece en manos de la propia Senadora y a través del Vicepresidente de ASPA se me piden explicaciones sobre el correo privado a “leoalba” diciéndome que la senadora echa humo. Para situar la fecha era julio de 2007 y había finalizado la segunda reunión de la Mesa GT53 a la que asistí en representación y por encargo de la ASPA.

Posteriormente hubo un cruce de explicaciones con los miembros de la JD en las que informé puntualmente del incidente y presenté mi dimisión irrevocable por iniciativa propia, pues en ningún momento me fué pedida, y de ello pongo por testigos a todos los componentes de la JD.

Trataba de evitar que el incidente salpicara a la PACA con la que colaboraba estrechamente a través del vicepresendente José Cristóbal y trataba además de que la propia ASPA continuara en la Mesa GT53.

Mi dimisión fué inútil pues tanto la directiva de la PACA como la ASPA habíamos caido en desgracia con la Senadora y su asesor y ASPA fué apartada de la mesa con la excusa de que solo había una silla en la Mesa para los usuarios y estaba ocupada por la PACA y marginando marginando a su vez a la PACA a quien no se le tuvo en cuenta ninguna de sus aportaciones posteriores en medio de una acusaciones de traición por parte del asesor exclusivo de la senadora Chacón.

Simultáneamente la FEAA recibió una propuesta por canales extraoficiales de postularse para la silla de la Mesa GT53.

El registrado “leoalba” inició su andadura en Acpasion el 04 de junio de 2007 y desapareció el 06 de noviembre del mismo año después de dejar 118 intervenciones. Este registrado se identificó en un post con un nombre y una dirección. Ningún autocaravanista ha reconocido haberle visto nunca en persona y nadie figura en ninguna parte con el nombre que facilitó en el foro.

Mi escrito privado llegó a la senadora a través de algún conducto que hubiera podido identificar a su remitente a menos que hubiera llegado de forma anónima, previsiblemente a través de su asesor, y nunca se ha verificado la autenticidad del texto que fué entregado a la senadora pero que no podía contener ningún insulto. La Senadora Chacón nunca me dió oportunidad de explicarle el contexto y lo que realmente había escrito en el MP dirigido a “leoalba” en el cual no había absolutamente ningún insulto.

La Plataforma Autónoma de Autocaravanas (PACA)

En su momento fue traumática y plagada de desencuentros, al día de hoy me relaciono con normalidad con el Presidente y colaboro informalmente y a título personal en algunas cuestiones puntuales. Al margen de su gestión como Presidente, le conocí antes de asociarse a la PACA e intentamos juntos, sin éxito, que el ayuntamiento de Baracaldo abriera un área en las inmediaciones del Bilbao Exibition Centre (BEC) en Baracaldo. Me parece una persona muy volcada en su trabajo al servicio de la PACA.

Siempre he procurado diferenciar la relación con los componentes de su JD y la Entidad como Asociación dedicada a la promoción del autocaravanismo y también he envidiado los medios que ha podido generar para ello.

Cuando se fundó la PACA militaba en la FECC colaborando con Antonio, el Presidente, tratando de crear una vía de trabajo en el seno de la Federación. La irrupción de la PACA en el mundillo a través de foro de ACpasion fue muy sonada. Una gran parte del mensaje percibido desde el exterior latía una crítica por la pasividad de los clubes campistas en el ámbito de las autocaravanas. Una crítica quizá fundada pero injusta para quienes comenzábamos a movernos en la misma dirección.

El mensaje que transmitían algunos socios en los comienzos era captado, por algunos componentes de la FECC, como una agresión verbal en los foros. Hubo dos incidentes realmente graves en los que me vi involucrado en relación a la asistencia del Presidente de la FECC a un acto en Portugal y otro relacionado con el cierre del primitivo área de Tui que dañaron definitivamente mis relaciones con la primera JD.

Las disputas fueron mediadas como siempre por la forma de comunicación en él y mi forma de reaccionar ante lo que consideraba una agresión contra una entidad y su Presidente al que debía lealtad. Desde la distancia puedo ver ahora que se convirtió en una bronca como consecuencia de la distorsión en la comunicación que proporciona un medio que carece de matices.

La apertura de áreas y el mensaje que transmitieron al colectivo en los foros especializados, deseoso de encontrar nuevos horizontes, hicieron que pronto llegaran a cotas de afiliación desconocidas en el autocaravanismo. A ello contribuyeron las broncas que aparecían un día si y otro también en las que siempre me metía sin poder evitarlo. Cada vez que había una fuerte bronca en ACpasión las afiliaciones crecían al día siguiente de forma exponencial según me comenta jocosamente uno de los antiguos directivos.

Llegó un momento en el que, más que todo por dejar sentado que no tenía nada contra la Entidad, traté de hacerme socio, solicitud que mereció el honor de ser tratada en el pleno de la JD y que fue rechazada por 18 votos, uno a favor y una abstención.

Poco a poco se han ido normalizando las relaciones y hasta he colaborado en algún trabajo puntual para la Entidad con alguno de sus socios.

Posteriormente, en 2007 volvía a hacer un nuevo intento y aunque se me comentó que por parte de la JD de entonces que no habría inconveniente, pero según se me informó, mi ingreso podría dar lugar a algunas bajas.

En la actualidad me comunico con fluidez, incluso con simpatía, con alguno de los directivos que pusieron en el saco una bola negra, Toño, Luis, Vicente o Victor son personas que nos llamamos de vez en cuando y hasta hacemos alguna salida juntos.

Los movimientos autocaravanistas entre 2004 y 2008.

La FECC en el ámbito el autocaravanismo.-

En 2004 contacté con el entonces Presidente de la Federación Española de Clubes Campistas (FECC), don Antonio Enriquez, que en paz descanse. Antonio era una persona seria y legal, todo un caballero que sabía estar en cualquier lugar y en cualquier circunstancia. Su pérdida fue muy sentida. Era autocaravanista y, como la mayoría, procedía del campismo.

Un par de años antes había cambiado la California por una perfilada de Moncayo y me hice socio del Club Vasco de Camping de San Sebastián como medio para obtener el carnet de campismo internacional. En aquel tiempo dividía las estancias en camping con etapas de pernocta libre y las áreas para autocaravana estaban en el extranjero.

Autocaravanismo y campismo no son antagónicos.-

El CVC es un club esencialmente de montaña que dispone de otras secciones. Comprobé que la sección de campismo con unos 80 miembros no disponía de responsable y, recién jubilado con tiempo libre, con ganas de ser útil y seducido por la nueva actividad me ofrecí para ocuparme de la sección. La labor solo consistía en poco más que leer el correo y contestar alguna consulta. Fui aceptado inmediatamente, probablemente porque no había otro. Entre las funciones del responsable de sección estaba la de relacionarse con la FECC.

A través de los medios internos contacté con la JD de la FECC y les ofrecí mi colaboración. La única condición que puse fue la de dedicarme exclusivamente a temas relacionados con las autocaravanas. En aquel momento el autocaravanismo en España comenzaba a despertar con los primeros compases de Solocamping. A ello se unía la aparición de VEA una página Web iniciada por Toni de Ros, con la que comencé a colaborar desde su inicio junto con otros compañeros en su mayor parte catalanes.

El autocaravanismo como expresión del uso de una autocaravana.-

Antonio, el presidente de la FECC, había comprendido la característica diferencial de la autocaravana como vehículo. Esta característica está en relación a su uso como alojamiento. También estaba de acuerdo con la necesidad disponer de normas claras, comunes para todos los usuarios cualesquiera que fueran sus hábitos autocaravanistas. A ello contribuyó la presencia en la JD de la FECC de personas tan volcadas en el autocaravanismo como JR y “El afilador”.

En aquel momento teníamos muy claro que la presencia de los propietarios de autocaravanas entre los socios de los clubes campistas era numerosa y que se incrementaba de año en año. No era posible cuantificar esta presencia pero, por ejemplo, los usuarios de autocaravanas que acudieron a las últimas acampadas anuales de la FECC, en las que se llevaba estadística del tipo de instalación, sobrepasaban el 20%.

Estábamos convencidos de que, independientemente de los hábitos campistas o itinerantes, la normativa y los problemas de movilidad afectaban por igual a todos los propietarios.

También se tuvo en cuenta en aquella época el origen de los recursos que proporcionaban los clubes campistas. De esta forma, todo el esfuerzo desarrollado en tratar de de mejorar las reglas que afectaban al uso de las autocaravanas se hizo sin reducir la dedicación que la JD debía al campismo.

En aquellas fechas no existían más que unos pocos clubes locales de autocaravanistas de los que el más importante era Lleure Camper Club de Catalunya. En esa época surgieron, además, otros grupos en el movimiento autocaravanista: la PACA y la PSA.

La Plataforma Sectorial de Autocaravanas (PSA).-

La Plataforma Sectorial de Autocaravanas (PSA) surgió como una Agrupación para coordinar todos los grupos activos en el movimiento autocaravanista. En él estaban integrados el Lleure Camper Club, la Sección de autocaravanas de la Unió Caravanista de Catalunya (UCC) y la Federación Española de Clubes Campistas (FECC). Además los profesionales estaban representados por las grandes asociaciones de profesionales del sector: ASEICAR y GREMCAR. En la constitución de la plataforma se integró la Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC) que la abandonó unos meses después de constituida.

La idea era concentrar los medios de que disponían cada una de las Organizaciones aportando los profesionales los recursos más importantes como la sede y el personal. Los profesionales aportaban, además, una parte importante del dinero necesario. Estos recursos estaban al servicio exclusivo de mejorar las condiciones del uso de las autocaravanas en España.

La Plataforma Autónoma Autocaavanista (PACA).-

La aparición en escena de la PACA estuvo originada en un grupo de autocaravanistas asturianos disconformes con la situación a la que se enfrentaban los usuarios de autocaravanas en algunas zonas con el ánimo de reivindicar los derechos de los autocaravanistas y la creación de infraestructuras para las autocaravanas.

Contacto con la PSA.-

La integración de la FECC, con cuyo presidente colaboraba, en la PSA me relacionó también con algunos de sus miembros actuando en algunas ocasiones en sintonía. Lo cierto que en aquella época y en la presente son pocos los miembros activos del movimiento autocaravanista.

Durante el tiempo que duró la colaboración con la FECC hicimos algunas gestiones. Todas ellas fueron exclusivamente encaminadas a defender los intereses de los usuarios de autocaravanas.

De entre ellas destaco el contacto con la Dirección de Turismo de Euskadi cuyo fruto fue la incipiente colaboración para la redacción de la Ley de Turismo del Gobierno Vasco (LOTUR).

También, en el mismo marco, se iniciaron las conversaciones con el ayuntamiento de San Sebastián para la creación del área de Berio.

Se intervino en la redacción del reglamento de Campamentos de Turismo de Andalucía evitando la prohibición expresa de la pernocta en autocaravanas.

Y se planteó la propuesta en el Ministerio de Industria para unificar los criterios de todas las ITV españolas en las frecuencias de la ITV para las autocaravanas.

Ha sido una labor constante hasta la creación del Club Vasco de Autocarava