Pernoctar en una autocaravana estacionada es legal.

La principal aspiración del autocaravanista es poder viajar sin contratiempos; hacer etapas en completa libertad respetando la legislación en vigor y las reglas cívicas de comportamiento. Descansar en el interior de su vehículo sin estar supeditado a la necesidad de encontrar un camping a mano y abierto.

Pagando por el estacionamiento una tarifa adecuada a los servicios recibidos que únicamente afectan al estacionamiento ya que al tratarse de un vehículo autónomo, que recoge sus propios residuos y disponde de energía propia no necesita, ni desea consumir otro tipo de servicio o producto.

Basta con una plaza de estacionamiento autorizado para pasar la noche bajo la normativa de seguridad vial.

Las autocaravanas y la Instrucción 08/V-74

Ya han pasado dos años y medio desde que se publicó la Instrucción 08/V-74. En estos dos años y medio ni la Instrucción ni el Manual de Movilidad de las Autocaravanas editado por la DGT han supuesto ningún avance efectivo de la situación que había en 2008. Todo lo contrario, la ITC no ha servido ni siquiera para que algunas ordenanzas municipales que prohben el estacionamiento de las autocaravanas en todo su término municipal, como la del Ayuntamiento de Santander, sea derogadas.

Tampoco ha servido para evitar que algunas Ordenanzas Municipales con la misma prohibición sean aprobadas y, por lo tanto, efectivas. Y lo que es peor, la DGT no está dispuesta a involucrarse en el cumplimiento de su propia normativa.

Los límites del uso de una autocaravana como alojamiento.

Pernoctar en el interior de una autocaravana correctamente estacionada; sin que la actividad de los pasajeros en su interior transcienda al exterior y sin que que se hayan desplegado elementos del vehículo que desborden su perímetro, es un hecho lícito y, además, legal a la luz de la normativa de tráfico.

Sin embargo, este hecho debe tener unos límites para evitar los abusos. Unos límites que afectan a la forma, el lugar y el tiempo. Los límites deben ser regulados de manera que garanticen el derecho a pernoctar en cualquier población durante un tiempo prudencial, de manera que no signifique un uso abusivo del espacio, de manera que se garantice el respeto al medio ambiente y en un lugar que no represente ninguna discriminación frente a otros tipos de vehículos destinados al transporte de pasajeros y al mismo tiempo evite molestias al vecindario teniendo en cuenta el tamaño y el uso que se le da al vehículo.

Estacionar o acampar con una autocaravana.

La presencia de sus pasajeros en el interior de un vehículo es irrelevante en relación a la maniobra de estacionamiento y la autocaravana no es ninguna excepción. Este es el juicio que la DGT hace de la actividad en el interior de un vehículo estacionado en su Instrucción 08/V-74 de 28 de enero de 2008.

Sin embargo, algunos autocaravanistas son denunciados por una presunta infracción de acampada, cuando permanecen en el interior de sus vehículos estacionado en un lugar autorizado. Las denuncias se preducen frecuentemente sin tener en cuenta que la actividad de los pasajeros, en el interior de la autocaravana, no transciende al exterior y que el vehículo no tiene desplegado ningún elemento que desborde su perímetro.

La doble valoración del mismo hecho aplicando diferentes normativas y los diferentes criterios, a veces opuestos de diferentes administraciones, crea una inseguridad jurídica que impide la movilidad en autocaravana en nuestro país.

El campismo en autocaravana.

Algunos autocaravanistas que frecuentan el foro de ACP consideran que cuanto menos se use un camping se es más autocaravanista. La autocaravana es un medio para viajar. Un medio que resuelve las dos necesidades básicas del viaje: transporte y alojamiento.

El uso que se le da a la autocaravana diverso, desde la acampada pura y dura que practican la mayoría de los usuarios hasta el turismo itinerante durante el que nunca se pisa un camping. Todos los propietarios de la autocaravana, según revelan las encuestas, practican todas las formas de viajar, en mayor o menor grado, que ofrece un vehículo autónomo.

Sin embargo, los problemas de movilidad afectan a todos los usuarios estén o no afiliados a Asociaciones y, si lo están, sean autocaravanistas o campistas. Lo importante es que al autocaravanista le define si medio de viajar y no su forma ni su afiliación.

autoreinsen

El movimiento autocaravanista se caracteriza por el enfrentamiento y la desunión. Una gran parte de los enfrentamientos se producen por un exceso de protagonismo de algunas personas que confunden los medios con los fines.

Los medios deben estar siempre al servicio de los fines, como es lógico, y no al servicio de una gloria efímera que proporcione una intervención que en muchas ocasiones se queda en humo.

Una de las personas que más han luchado por el lucimiento personal es autoreinsen. La gloria o las medallas se obtienen con los resultados, como consecuencia de un trabajo orientado a la mejora de las condiciones de movilidad de las autocaravanas. Cuando las medallas interfieren con los objetivos, como en el caso de autoreinsen, las consecuencias se convierten en fracasos culpables. Sigue leyendo

Las autocaravanas y los camping.

Puntuales como las golondrinas, todas las primaveras, a coro, algunos empresarios de camping se asoman a los medios de comunicación y entonan sus lamentos por la “competencia desleal” que para ellos representa el uso de las autocaravanas como alojamiento cuando están estacionadas en una plaza autorizada en la vía pública.

Utilizan como argumento el abuso que en algunas localidades se produce con la acampada salvaje de algunos incívicos. Estos abusos que se cometen en algunos lugares de la península son consecuencia de la permisividad de las autoridades locales. Los usuarios exigimos que se regule la actividad de forma que se puedan combatir los abusos respetando el derecho del uso responsable de las autocaravanas.

También exigimos de la Administración que se limite la forma, el lugar o el tiempo en las localidades que tienen una fuerte demanda garantizando la posibilidad de pernoctar fuera des camping y que, al mismo tiempo, tome las medidas legales necesarias para evitar la puesta en marcha de Ordenanzas Municipales que impidan el uso total de las autocaravanas en todo un municipio.

Santander y la prohibición de estacionamiento a las AC.

A principios de verano de 2009 fui comisionado por la Federación Española de Asociaciones Autocaravanistas (FEAA), para asistir a una reunión convocada el ayuntamiento de Santender con el fin de acordar con las asociaciones de usuarios la supresión de la prohibición general para estacionar autocaravanas en su término municipal.

A fecha de hoy el ayuntamiento de Santander mantiene todas las prohibiciones y utiliza todos los medios a su alcance para sancionar cualquier infracción a esa OM.

Los argumentos de las asociaciones de usuarios sobre la ilegalidad de la citada OM y la resolución del Defensor del Pueblo que insta la Ayuntamiento de retirar la prohibición han caído en saco roto en el seno del ayuntamiento. Por lo menos hasta la fecha. Sigue leyendo

La Mesa GT53 sobre autocaravanas.

El 20 de junio de 2007 asistí a la segunda reunión de la Mesa GT53 sobre autocaravanas. Asistí en representación de la Agrupación de Profesionales y Usuarios de Autocaravanas (ASPA), invitada por el Observatorio de Seguridad Vial.

Posteriormente la ASPA fué materialmente expulsada de la Mesa GT53 con el pretexto de que solo había un puesto para los usuarios y éste ya estaba ocupado por la Plataforma Autónoma de Autocaravanas. Sigue leyendo

Las autocaravanas entre el Senado y el Parlamento.-

En mayo de 2006 el Senado aprobó una Moción presentada por al senadora socialista doña Ana M.Chacón Carretero, en la que instaba al gobierno a regular la actividad del autocaravanismo en España iniciada por tres autocaravanistas.

Paralelamente desde la FECC en el seño de la Agrupación de Profesionales y Usuarios de Autocaravanas (ASPA) se había iniciado la gestión para presentar una Proposición No de Ley, de la mano del Diputado don Manuel Huertas, ante la Subcomisión No Permanente de Seguridad Vial del Congreso con el mismo fin. Iniciativa que fue abortada para priorizar la iniciativa en el Senado. Sigue leyendo