Las alegaciones a la Notificación

Hemos recibido la notificación de que se ha iniciado un expediente sancionador a consecuencia de una denuncia por acampar con nuestra autocaravana.

No tenemos constancia de haber sido identificados ya que no hubo en ningún momento una solicitud personal de nuestros datos de identificación.

En este caso tenemos la opción de alegar que en el momento de la denuncia nosotros no estábamos en el interior del vehículo y solicitar una prueba testimonial que establezca el método de identificación.

También podemos alegar que no tenemos constancia de que hubiésemos utilizado el vehículo en esas fechas y que el mismo suele ser utlizado por toda la familia. Solicitando previamente una prueba testifical de idenficación.

Por el contrario hemos sido identificados y se hace constar así en la notificación:

En las alegaciones es necesario plantear estos objetivos:

  • Negar que estábamos acampados (Sin argumentar).
  • Indicar que nuestro vehículo estaba estacionado correctamente en un lugar autorizado.
  • Indicar no teníamos instalado nungún elemento desbordo su perímetro.
  • Afirmar que estábamos en su interior en el momento que los agentes procedieron a la identificación. (Sin especificar ni el lugar ni el tiempo).
  • Alegar, en su caso, que después de cenar nos sentimos indispuestos (incluir si procede, un consumo excesivo de alcohol) y que en la disyuntiva de infringir las normas de seguridad vil y poner en peligro la propia integridad y la de otros conductores optaste por descansar en los asientos homologados para el transporte de personas.
  • Solicitar varias pruebas testificales sobre el modo y los tiempos de permanencia del vehículo en el lugar de estacionamiento y de los pasajeros en el interior.

Comentario.-

Se inicia una pelea legal en la partimos en inferioridad de condiciones ya que el Instructor del expediente es juez y parte. Sin embargo se supone que nos movemos en el imperio de lay y que en algún momento, si podemos acceder a él, la Ley tendrá que analizar con imparcialidad las razones que aportemos.

Nuestra estrategia debe serguir el camino por el que creemos que discurren nuestros derechos: el ámbito legal aplicable es el de la Ley de Tráfico y así debemos reclamar en cada instancia de la fase administrativa.

Debemos establecer que estacionar un vehículo no puede ser sinónimo de instalar un elemento de acampada ni una actividad equivalente.

Debemos establecer también que el tiempo y el modo de permanencia deben ser determinantes a la hora de considerar el hecho de ocupar el interior de un vehículo y ambos deben estar respaldados por evidencias.

Únicamente un recorrido sin errores en la fase administrativa del recurso puede llevar a ser estimado o dejarlo en condiciones óptimas para el recurso en una sala de lo Contencioso. Para ello, y ante resultados escasamente positivos, debemos ir añadiendo y experimentando los argumentos y anotando la experiencia para mejorar la forma de defender nuestros intereses por esta vía que, por otra parte, es la consecuencia de una acción sobre la que no cabe nuestro control más que para defendernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *