Como actuar en el momento de la denuncia

Estamos en un lugar donde se permite aparcar dentro de la zona de influencia y fuera del demanio marítimo terrestre descritos en la Ley y el Reglamento de Costas. Estamos situados en un lugar de estacionamiento de vehículos autorizado. Respetamos el tiempo máximo de estacionamiento establecido, si lo está, y no ocupamos más espacio que en marcha. No hemos desplegado elementos que desborden el perímetro del vehículo.

A una hora determinada oímos unos golpes en la puerta, nos asomamos, y nos encontramos frente a frente con uno o varios agentes de la autoridad.

Nos dicen que nos identifiquemos. Es posible que nos indiquen que solamente es a título informativo.

  • Nos podemos negar a menos que establezcan el motivo o la sospecha de alguna infracción.
  • Podemos llamar a testigos que corroboren lo que nos informan.
  • Debemos preguntar directamente si nos van a denunciar por alguna presunta infracción.
  • Podemos grabar con su conocimiento la conversación.

Nos informan que nos van a denunciar por una infracción de acampada.

  • No debemos reconocer en ningún momento que hemos permanecido en el interior más allá del tiempo de la propia identificación. (Si lo hacemos lo van a autilizar en contra nuestra).
  • Debemos facilitar únicamente los datos personales.

Nos presentan una denuncia escrita para firmar.

  • Podemos firmar y, si nos permiten escribir, incluir ya alegaciones.
  • Debemos hacer constar que no estamos acampados.
  • Debemos hacer constar que no hemos instalado absolutamente nada y menos el vehículo que está estacionado en un lugar autorizado.
  • Debemos hacer constar que la permanencia del vehículo es la misma que la autorizada a la misma clase de vehículos. (En especial si ésta es igual o inferior  a las 24 horas).
  • No debemos reconocer ningún tiempo de permanencia en el interior.
  • Debemos evitar dar más datos, negar la “instalación”, la “permanencia” y la “acampada” serán la base de la estrategia futura.

En este momento sabemos que se va a iniciar un expediente sancionado que si proviene de Costas puede llegar a los 500 euros, por lo tanto debemos prever desde ese momento la defensa.

  • Establecer si es posible las coordenadas exactas.
  • Fotografías de la AC si es posible con los agentes (serán identificados en el expediente).
  • Testigos que puedan aportar pruebas de la situación.
  • Fotos de otros vehículos de la zona.
  • Descripción de los detalles.
  • Fotos de los carteles si solo prohíben acampar.

Nuestro comportamiento debe ser civilizado, conservar la calma. Tratar de convencer a los agentes suele ser inútil. Ellos actúan de acuerdo con un criterio preconcebido, han juzgado ya nuestra actividad y no les interesan nuestras razones. Complacer a terceros o cumplir órdenes sin razonar son razones suficientes. Incluso pueden actuar de mala fe.

Ellos tienden a evitar enfrentamientos por lo que su actitud puede aparentar ser favorable, amistosa y comprensiva e incluso indicar que la ley no es justa, que tenemos razón, que han sido presionados por su jefe o por el empresario de camping vecino. No os fiéis, ellos van a lo suyo y los tendremos enfrente cuando les pidan que se ratifiquen en su denuncia, no son ni nuestros amigos ni nuestros defensores.

De momento solo nos queda esperar a que llegue la notificación.

Descargar el texto (PDF)

5 pensamientos en “Como actuar en el momento de la denuncia

  1. Hola Arsenio, llevo poco en este mundo pero te voy siguiendo los comentarios, ya que quiero estar bien informado. Este redactado me parece perfecto, y solo me atrevo a pedirte que si es posible cuelgues alguno ya hecho, supongo que alegarás basandote en alguna sentencia ganada o en algún articulado legal. Grácias.

  2. Hola, hay algún recurso ganado pero es más bien por defectos de forma que aceptación de los argumentos del fondo. La redacción propuesta es el resultado de la experiencia y de las respuestas que hemos tenido a nuestros escritos de alegaciones.

    Estamos lejos de tener resultados, pero debemos seguir adelante e insistir porque la razón está de nuestra parte.

  3. Estimado D. Arsenio,
    Leo con atención todo cuanto publica en internet desde que soy
    autocaravanista y le tengo en muy alta estima por toda la luz que ha
    arrojado sobre el entresijo legal que nos afecta a los autocaravanistas por lo que le estoy muy aradecido. Querría saber su opinión sobre el uso de cuñas de nivelación en las autocaravanas:
    Tanto en la instrucción 08/V74 como en lo anunciado para la nueva ley de
    tráfico, no he encontrado una prohibición total del uso de las cuñas de
    nivelación.
    ¿Piensa usted que en la instrucción 08/V-74 en el apartado sobre
    estacionamiento de la autocaravana, que dice que es correcto:
    “…bastando con que la actividad que pueda desarrollarse en su interior
    no trascienda al exterior mediante el despliegue de elementos
    que desborden el perímetro del vehículo tales como tenderetes, toldos,
    dispositivos de nivelación, soportes de estabilización, etc.”…prohibe el uso de las cuñas de nivelación?
    Yo entiendo que cuando se refiere a estos “dispositivos de nivelación,
    soportes de estabilización, etc”… los prohibe solamente si sobresalen
    del perímetro como unas patas estabilizadoras o los toldos y tenderetes que nombra en la misma frase.
    En esta misma instrucción obliga a que se pongan calzos en ciertos
    casos:
    “Cuando se trate de un vehículo de más de 3.500 kilogramos de masa
    máxima autorizada… su conductor deberá, además, dejarlo debidamente calzado, bien sea por medio de la colocación de calzos…”
    Los calzos y las cuñas de nivelación que se pueden usar perfectamente
    como calzos y viceversa son obligatorios en algunos de nuestros
    estacionamientos. Entonces, si aparcara en una zona con sensible pendiente, me pregunto: ¿podría poner los calzos y ser sancionado por acampar, o no ponerlos y ser sancionado por estacionar?
    También le agradecería, si no es mucho pedir, que me indicara qué le parece la posición que está tomando la nueva ley de tráfico frente a las cuñas de nivelación, cuando indica que “podemos estacionar, descansando sobre los neumáticos o cuñas de seguridad”.
    He buscado la definición de cuñas de seguridad y no he encontrado nada.
    ¿Son lo mismo cuñas de seguridad que cuñas de nivelación?
    Si son lo mismo, quedaría ya resuelto el problema.
    atentamente
    José Manuel Gutiérrez

  4. De acuerdo pero con muchos matices…. Mi profesión es la de uno de esos Agentes a los que hace alusión y comparto mi afición por el autocaravanismo con muchos compañeros.
    Detecto en tus comentarios ciertas ideas preconcebidas, tal y como a ti te gusta decir, y que pretenden generalizar un comportamiento respecto de los Agentes un tanto indigno (van a la suya, no les importa, ….) Mi profesión y mi afición me ha enseñado que de todo hay en la viña del señor, así que deberías revisar tus argumentos y no mostrar una imagen tan distorsionada de la intervención policial.
    A día de la fecha me he encontrado en los dos frentes, y te aseguro que la falta de educación y poca sesera a la hora de “acampar” existe. Como usuario me da vergüenza cuando veo algún descerebrado que con su actitud hace ostentación de una imagen que nada nos favorece a los que respetamos las normas.
    Por cierto no entiendo por qué insistes en negar la convivencia en el interior cuando no influye a la hora de determinar una denuncia si la actividad no trasciende al exterior.
    Te agradecería que rebajases el tono de tus prejuicios a la hora de redactar textos.
    Atentamente

  5. De acuerdo en que no todos los agentes de la autoridad son iguales. Tampoco los usuarios son iguales. En esta entrada no me refiero a todos los usuarios sino a quienes estando correctamente estacionado son denunciados y tampoco a todos los agentes, sino a aquellos que están denunciando.

    En mi experiencia y en la de los compañeros que denuncian en los foros el acoso que en algunas zonas sufren por parte de algunos agentes y su forma de actuar. Por ejemplo: agentes de Potes (Asturias) y en algunas comarcas de Huesca justifican sobradamente estos comentarios.

    Por circunstancias que concurren en los relatos de los compañeros denunciados se puede presumir que los agentes denunciantes o sus mandos actúan en defensa de los intereses económicos de los empresarios de camping locales.

    Esto, evidentemente, no quiere decir que todos los agentes del SEPRONA actúan igual, ni que todos los autocaravanistas, denunciados o no cumplan rigurosamente con las normas, pero lo cierto es que por la fuerza y por la política de los hechos consumados en una cadena que termina en los agentes que denuncian una actividad lícita, la autoridad no protege los fines de la ley y del servicio (SERVICIO DE PROTECCION DE LA NATURAKEZA), sino los intereses bastardos de unos empresarios que pretenden mejorar su cuenta de resultados a base de impedir una actividad lícita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *