Denuncias

Uno de los problemas con los que debemos enfrentarnos los autocaravanistas es a una posible denuncia por acampar. La mayoría de los usuarios que tenemos alguna experiencia practicando el turismo itinerante tenemos una cierta intuición para evitar los lugares y las fechas de riesgo.

Pero nos cuesta renunciar a algo que consideramos nuestro derecho, por una parte y, por otra, nadie es capàz de prever la reacción de unos agentes de la autoridad con la presión del propietario de un camping detrás, con el azar o con el capricho personal de los propios agentes o sus jefes, porque tal como se aplican las leyes de acampada hay demasiados lugares donde la denuncia puede ser cursada.

Ninguna asociación ha conseguido un acuerdo eficiente para recurrir las denuncias por acampar. Son demasiado personalizadas y tienen poco que ver con los métodos que utilizan las franquicias para recurrir las sanciones de la Ley de Tráfico.

Hay dos alternativas para recurrir estas sanciones: la primera es contratar un abogado para que recurra, solución cara y, a menudo poco eficiente. La segunda es realizar uno mismo los recursos, el resultado va a ser el mismo y mucho más económico.

Para ayudar a realizar los recursos y para establecer la estrategia de la defensa, he creado esta sección cuyos contenido recogen la experiencia de todos los compañeros, alguno de ellos abogados, que dedican su tiempo y sus conocimientos a ayudar a recurrir una sanciones injustas y desproporcionadas.

A falta de gabinetes jurídicos dedicados a nuestro problemas legales los consejos y ejemplos expuestos en esta sección pueden utilizarse para que cada compañero, conociendo su procedencia y bajo su propia responsabilidad, confeccione sus propias alegaciones y recursos.